Alfombras de Irán, maravillas tejidas emanadas del alma

Exhibe MNCM las maravillas tejidas de los pueblos iraníes

Las maravillosas piezas tejidas, emanadas del alma y las manos de los pueblos iraníes, las cuales regalan al espectador una experiencia sublime, integran la exposición Alfombras de Irán. Paraísos errantes, inaugurada en el Museo Nacional de las Culturas del Mundo (MNCM), como parte de las actividades por su 56 aniversario.

En colaboración con la Embajada de la República Islámica de Irán en México y Tapetes Teherán, la exhibición organizada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), a través del MNCM, reúne una selección de 47 alfombras y otros tipos de tapicerías de diferentes regiones de ese país, muestra de su origen pluricultural y sus múltiples usos y significados.

En la inauguración, el embajador de la República Islámica de Irán en México, Alireza Ghezili, agradeció a los organizadores por la cooperación con su representación diplomática para la realización de esta muestra.

“Las relaciones culturales entre México e Irán han existido a lo largo de décadas, ambos poseen civilizaciones antiguas y existen muchas similitudes en el ámbito de las artesanías. La alfombra ha sido uno de los ejes de intercambios culturales entre ambas naciones, pues son tan antiguas como la historia de Irán y del Imperio persa, cuyas raíces están en las costumbres y tradiciones de las culturas sus diferentes grupos étnicos”, indicó al exteriorizar su intención de que estas relaciones de amistad y cooperación continúen creciendo.

TE PUEDE INTERESAR: “La Cana” de México gana premio de innovación Intercultural en Dubai

En su oportunidad, la directora general para África, Asia Central y Medio Oriente, de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Amparo Eréndira Anguiano Rodríguez, destacó que el MNCM es uno de los museos con los cuales la SRE tiene una estrecha relación de cooperación, además de ser un recinto que colabora de forma cercana con muchas embajadas acreditadas en México.

“Sin duda, este tipo de exposiciones sirven como puentes para acercar a nuestras sociedades, y contribuyen a que haya un mejor conocimiento mutuo entre los pueblos de México e Irán, así como mayor interés en ampliar los contactos bilaterales en diferentes ámbitos”, puntualizó.

Por su parte, el director general del INAH, Diego Prieto Hernández, ante embajadores y representantes diplomáticos en México de países como de Armenia, Azerbaiyán, Bolivia, Emiratos Árabes Unidos, Irak, Malasia, Nicaragua, Palestina, Pakistán, Qatar y Venezuela, manifestó su agrado porque el MNCM sea el espacio de encuentro de los distintos pueblos, naciones y culturas del mundo.

“La larga y fructífera relación entre el INAH y las autoridades culturales y diplomáticas de Irán, así como clon las culturas diversas de este país, comenzó en 2006, con la presentación de la exposición Persia, fragmentos del paraíso. Tesoros del Museo Nacional de Irán, en el Museo Nacional de Antropología, con más de 300 piezas de la arqueología, la historia y el arte de esa nación, la cual fue visitada por más de medio millón de asistentes”, rememoró.

El antropólogo Diego Prieto afirmó que esta labor ha acercado a dos países con similitudes en su diversidad de culturas y lenguas, de ecosistemas, riquezas histórica y arqueológica, “los cuales también son territorios que fueron cuna de civilizaciones originarias y que, por lo tanto, tienen que ver con los primeros grandes impulsos civilizatorios del mundo”.

Destacó que para el INAH, el MNCM es un espacio entrañable, sede de las primeras oficinas del instituto y de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, ahora dedicado a ser el único museo de México que presenta la diversidad cultural del orbe, así como el único que da cuenta de las culturas del mundo sin tener una sola pieza producto del despojo, saqueo o tráfico ilícito.

En su intervención, la directora del MNCM, Gloria Artís Mercadet, tras agradecer a los señores Tina y Arastó Bahador, fundadores de Tapetes Teherán, la posibilidad de contar con la magnífica colección que se presenta, subrayó que con esta exposición no solo celebran un aniversario más del museo, sino también el reencuentro con el público.

Así, entre las mejores alfombras producidas en el mundo se encuentran las de Irán, con una tradición tan larga como la historia del mismo país, producto de una sociedad compleja donde conviven culturas nómadas, rurales y urbanas, como persas, kurdos, baluchis, luros, turcomanos y azaríes.

La exhibición reúne 47 ejemplos de este complejo y laborioso arte, entre alfombras, kilims, alforjas y cojines hechos de lana, seda o hilos metálicos. Las piezas están agrupadas en cinco temas: “Tapetes de oración con motivos del paraíso musulmán”, dos de ellos elaborados en hilos de oro; “Alfombras antiguas”, que destacan por su valor histórico, artístico y económico, hechas con tintes naturales; la más grande y antigua de la exposición data de 1770 y mide 7 metros de largo.

Completan la muestra “Tapices nómadas”, elaborados por diversos grupos étnicos, con diseños geométricos que evocan a la naturaleza y los símbolos de las tribus y clanes; “Alfombras fabricadas en los talleres de las principales ciudades productoras en Irán”: Tabriz, Kerman, Qom, Nain, Kashan; algunas son de seda con diseños definidos y sofisticados; y “Tapices reales”, ejemplificados con una copia del célebre tapete regalado al zar Pedro I de Rusia, por la corte del sha de Persia Abbas I, en el siglo XVII, el cual tiene un poema en su imagen.

La exposición incluye libros sobre alfombras y la historia y cultura de Irán, provenientes de la Biblioteca del MNCM. La muestra permanecerá hasta abril de 2022, en el recinto de la calle Moneda N° 13.

CULTURA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *