El niño que canta, ópera para el público infantil en el Teatro Isabela Corona

Un relato que tiene como personajes principales a dos niños solistas que cuentan la historia de Salvador, un pequeño que a menudo se queda solo en casa, bajo el cuidado de la señorita Cruz —quien no es del agrado del menor—, es tema de la ópera El niño que canta, de Gian Carlo Menotti, que bajo la dirección de Yanick Betancourt Santoscoy, ofrecerá una breve temporada en el Teatro Isabela Corona como parte de la campaña #VolverAVerte.

La Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), a través de la Coordinación Nacional de Teatro, y la compañía Musive Manos y Voces presentarán esta obra del 21 al 29 de agosto, los sábados a las 13:00 y domingos a las 13:00 y 16:00 horas, con los protocolos sanitarios correspondientes para resguardar la salud del público, actores y trabajadores.

La pieza que cuenta la vida de Salvador, un niño de ocho años que desesperado por encontrar afecto y compañía imagina a un amigo secreto con quien se comunica exclusivamente a través del canto, constituye un estreno en México y América Latina con orquesta en vivo. El propósito es promover la creación y desarrollo de públicos para las artes escénicas y la ópera.

En la obra actúan Jerónimo Borboa Castell de Oro, Tomás Ramírez Velasco, Julieta Beas, Alejandro González Solís, Mariel Reyes Gil, Yanick Betancourt Santoscoy, Hugo Buendía, Roberto Pichardo y Amaya Cordero Porcel.

En relación con el tema, el director de escena, Yanick Betancourt, expresó: “En México cada vez es más frecuente que tanto padres como madres trabajen tiempo completo. La dinámica familiar del siglo XXI es muy distinta a la que vivían generaciones anteriores; los cambios sociales, económicos, culturales y tecnológicos plantean nuevas exigencias para lograr un balance”.

En su opinión, la familia es la unidad básica que rige el comportamiento de los individuos como espacio primario de socialización y, por ende, de formación de ciudadanos. Este núcleo desempeña tareas esenciales, como apoyar la individualización de sus miembros, al tiempo de proporcionar sentimiento de pertenencia.

Betancourt añadió que el desarrollo de la identidad personal, la seguridad, la autoestima y la autoconfianza se derivan de esta función familiar que cubre las necesidades básicas de sus miembros, principalmente los hijos.  

La dirección orquestal de la puesta en escena está a cargo de David Rocha Carbajal, la dirección cinematográfica es de Hugo Magaña Fernández, el diseño de escenografía e iluminación corresponde a Édgar Mora; el vestuario y maquillaje es trabajo de Azucena Galicia. 

En cada función se llevarán a cabo las medidas de protección sanitaria, las cuales consisten en la instalación de un filtro con tapete desinfectante, aplicación de gel antibacterial, revisión de la temperatura que no rebase los 37.5ºC, uso obligatorio de cubreboca y respeto a la sana distancia.

El Teatro Isabela Corona se localiza en Eje Central Lázaro Cárdenas 445, Tlatelolco, Alcaldía Cuauhtémoc, cerca del Metro Tlatelolco. 

Cultura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *