Los consumidores confían menos en las redes sociales, las administraciones públicas y los medios de comunicación y las empresas de entretenimiento para mantener la seguridad de los datos personales

  • Los sectores de la banca y las finanzas, el cuidado de la salud y la tecnología de consumo son los que más confían en la protección de los datos personales.
  • Los ciudadanos de Alemania, Australia, Reino Unido y Francia son los que menos confían en la seguridad de los datos personales.
  • La gran mayoría de las víctimas de violaciones de datos han experimentado un impacto negativo en sus vidas, con el fraude financiero a la cabeza.

PARÍS–(BUSINESS WIRE)–Un nuevo estudio de Thales ha revelado que existe una falta de confianza de los consumidores en todos los sectores para proteger sus datos personales. El Índice de Confianza Digital de los Consumidor 2022 de Thales: Un informe sobre la confianza de los consumidores en la seguridad de los datos (2022 Thales Consumer Digital Trust Index: A Consumer Confidence in Data Security Report), realizado por Opinium, y en colaboración con la Universidad de Warwick, descubrió que las empresas de redes sociales (18%), la administración pública (14%) y las organizaciones de medios de comunicación y entretenimiento (12%) tienen el nivel más bajo de confianza de los consumidores cuando se trata de mantener sus datos personales seguros.


Por el contrario, el estudio reveló que la banca y las finanzas (42%), los proveedores de servicios de cuidado de la salud (37%) y las empresas de tecnología de consumo (32%) son los sectores en los que más confían los consumidores para proteger su información sensible. Basado en una encuesta realizada a más de 21.000 consumidores en todo el mundo, el informe pone de manifiesto cómo reaccionan los ciudadanos de todo el mundo ante la exposición de sus datos, tanto en sus comportamientos personales como en sus actitudes hacia las empresas que han sufrido una violación de datos, y los niveles de confianza que depositan en una amplia gama de sectores, así como en las administraciones públicas.

También hubo diferencias significativas entre los niveles de confianza de los consumidores en los distintos países en lo que respecta a la seguridad de sus datos personales. Los consumidores de Alemania (23%), Australia, Reino Unido y Francia (20%) son los países que menos confían en la protección de los datos personales y los servicios digitales. Por el contrario, los consumidores de Brasil (95%), México (92%) y los Emiratos Árabes Unidos (91%) son los que declaran los niveles más altos de confianza. Estas diferencias de confianza entre países son probablemente el resultado de las regulaciones de protección de datos, como el GDPR, que generan una mayor conciencia del derecho a la privacidad y la falta de confianza.

Los consumidores notan el impacto

En el informe se revela que la inmensa mayoría (82%) de los consumidores en todo el mundo declaran haber sufrido un impacto negativo en sus vidas después de una violación de datos. El uso fraudulento de su información financiera (31%), el uso fraudulento de su información personal identificable (PII) (25%) y la realización de estafas a medida basadas en su información (25%) son los principales impactos. Curiosamente, el fraude financiero fue el más denunciado en todos los países, con la única excepción:

  • Alemania (fraude de PII: 31%)
  • Japón (robo de identidad: 30%)
  • Reino Unido (estafas a medida: 25%)

Protección de los consumidores

Cuando se trata de protegerse, una quinta parte (21%) de los consumidores en todo el mundo ha dejado de utilizar una empresa que ha sufrido una violación de datos. De hecho, uno de cada diez (8%) ha emprendido acciones legales contra una empresa, y una cifra similar (9%) lo está considerando.

Además, en los servicios bancarios y financieros es donde la mayoría de los consumidores (69%) probablemente dedicará la mayor parte de su tiempo a sumar medidas de seguridad adicionales para proteger y asegurar los datos personales que almacenan con ellos. Le siguen la seguridad de las comunicaciones por correo electrónico (54%), las redes sociales (48%) y las compras en línea o el comercio electrónico (44%). Solo un tercio (33%) de los consumidores dedica tiempo a aplicar medidas de seguridad adicionales en el ámbito del cuidado de la salud y solo una cuarta parte (24%) lo hace en los sectores relacionados con los viajes.

Carsten Maple, catedrático de Ingeniería de Sistemas Cibernéticos de la WMG y la Universidad de Warwick, comenta: “Las filtraciones de datos son tan habituales en la actualidad, que resulta interesante e importante averiguar qué opinan los consumidores sobre esta cuestión, en qué sectores confían y qué creen que hay que hacer. En este informe se ofrecen nuevas perspectivas sobre estas cuestiones, destacando que existe una falta de confianza en las empresas de medios sociales que protegen los datos de los consumidores, lo cual era de esperar. Sin embargo, también hay una fuerte desconfianza en que los gobiernos protejan los datos. Además, muestra que una cantidad significativa de los que han sufrido una infracción han tomado medidas claras, como retirarse del servicio o emprender acciones legales”.

Los hechos dicen más que las palabras

En lo que respecta a lo que debería suceder a las organizaciones que sufren una violación de datos, los consumidores en todo el mundo están de acuerdo en que deberían aplicarse mejores medidas de seguridad de los datos, como protocolos de encriptación y autenticación de usuarios. Más de la mitad (54%) cree que esto debería ser obligatorio. Le siguen de cerca la compensación a las víctimas (53%), la contratación de especialistas para garantizar que no se repita (46%), la responsabilidad de encontrar los datos de las víctimas y devolverlos (43%) y una normativa más estricta (42%).

De interés para los reguladores, es que la prioridad más baja de los consumidores para tomar medidas contra las empresas que tuvieron una violación de datos fue que recibieran grandes multas, con poco más de tres de cada 10 (31%) que creen que esto debería hacerse.

Philippe Vallée, vicepresidente ejecutivo de Identidad Digital y Seguridad de Thales, comenta: “Los consumidores en todo el mundo han demostrado lo importante que es para ellos la seguridad cuando se trata de servicios digitales y de sus datos personales. Aunque muchos supondrían que la compensación sería lo primero en la agenda, es la protección del sistema y de los futuros usuarios la que ha salido ganando. Es más, casi el doble de los consumidores querían asegurarse de que los riesgos de futuras violaciones de datos se mitigaran mediante la aplicación de mejores protocolos de encriptación y autenticación que recibir grandes multas, lo que indica que quieren ver un cambio tangible real en lo que respecta a las prácticas de seguridad utilizadas.

“Está claro que los consumidores aceptan cada vez más que su propia ciberseguridad tiene riesgos y recompensas, y que dedican más tiempo y atención a proteger las partes de su vida en línea que más les importan. Sin embargo, dado que los datos son cada vez más valiosos, esto debería servir solo como una lección para aquellos en otras industrias en la práctica de las mejores prácticas y la aplicación de una buena higiene cibernética”.

Acerca del Índice de Confianza Digital de los Consumidor 2022 de Thales

El Índice de Confianza Digital de los Consumidores 2022 de Thales se basó en una encuesta mundial de Opinium encargada por Thales a más de 21.000 consumidores. Los encuestados procedían de 11 países: Alemania, Australia, Brasil, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Francia, Hong Kong, Japón, México y Singapur.

Acerca de Thales

Thales (Euronext Paris: HO) es un líder mundial en alta tecnología que invierte en innovaciones digitales y de “tecnología profunda” – conectividad, Big Data, inteligencia artificial, ciberseguridad y tecnología cuántica – para construir un futuro en el que todos podamos confiar, algo vital para el desarrollo de nuestras sociedades. La empresa brinda soluciones, servicios y productos que ayudan a sus clientes – empresas, organizaciones y estados – en los mercados de defensa, aeronáutica, espacio, transporte e identidad digital y seguridad a cumplir con sus misiones críticas, colocando a los humanos en el centro del proceso de toma de decisiones.

Con 81.000 empleados en 68 países, Thales generó ventas de 16.200 millones de euros en 2021.

VISITE

Grupo Thales
Security

El texto original en el idioma fuente de este comunicado es la versión oficial autorizada. Las traducciones solo se suministran como adaptación y deben cotejarse con el texto en el idioma fuente, que es la única versión del texto que tendrá un efecto legal.

Contacts

Contacto para la prensa
Thales, relaciones con los medios de comunicación
Security
Marion Bonnet

marion.bonnet@thalesgroup.com
+33607859616