Más trabajo, más gastos y menos tiempo: Madres mexicanas

CIudad de México a 09 de Mayo del 2021

En México se celebra el Día de las Madres desde 1922 y cada 10 de mayo los restaurantes, las florerías, los mariachis y sobre todo las tiendas departamentales hacen de la celebración una oportunidad perfecta para incrementar sus ventas. 

99 años después, el mundo y por supuesto nuestro país son completamente diferentes, veamos comparativos.

En el denominado Censo General de Habitantes de 1921 oficialmente se contabilizó a una población de 14.3 millones de habitantes (7.0 millones de hombres y 7.3 millones de mujeres). En la historia demográfica del país, éste es el único ejercicio censal que ha registrado un monto de población inferior (900 mil) al del censo precedente y la causa fue la Revolución Mexicana.

Para 1921 (hace 100 años) habría 7.3 millones de mujeres, para el Censo del 2020 registraron más de 64 millones de mujeres, de las cuales 48.6 millones de mujeres son mayores de 15 años.

Entre las cosas que han cambiado son el derecho al voto (que cambió a mediados del siglo pasado) y la consolidación de su presencia en el mercado laboral, dejando parcialmente las actividades domésticas. 

Lo anterior también tiene que ver con el incremento gradual de la transformación de un México rural a un México urbano. Para 1950 sólo el 43% de la población mexicana era urbana, actualmente, y según el censo del  2020 del INEGI, ese porcentaje es del 79%. 

Las circunstancias como las crisis económicas, las tendencias sociales y políticas en el mundo y los avances tecnológicos permitieron que en el siglo XX las mujeres mexicanas ingresaran de lleno al campo laboral.  

Aunque la tasa de fecundidad ha bajado, el INEGI reporta que siete de cada 10 mujeres de 15 años y más han tenido al menos un hijo nacido vivo (72.4%). Las mujeres cada vez tienen menos hijos; en 1999 la tasa global de fecundidad era de 2.86 y en 2019 la tasa se redujo a 1.88 hijos por cada mil mujeres.

Por otra parte, del total de hogares del país 28.7% son encabezados por mujeres y 71.3% por hombres. Los hogares donde la persona reconocida como líder es una mujer tienen un ingreso por trabajo menor (60.6%) que los hogares en los que la persona de referencia es un hombre (69.6%).

De acuerdo con datos de la ENOE, en el primer trimestre de 2018, del total de mujeres de 15 años y más, 42.6% está vinculada a la Población Económicamente Activa (PEA) y 57.4% están en la Población No Económicamente Activa (PNEA). Por su parte, de las mujeres económicamente activas en el mismo rango de edad, 73% tiene al menos un hijo nacido vivo y 27% no tiene hijos.

Lo anterior se resume en que la mayoría de las madres mexicanas tienen que buscar una forma de ingreso para poder completar los gastos del hogar.

Los gastos que tiene un hogar es infinitamente mayor a los que se tenían hace 100 años, 50 o hace 20. La tecnología ha sido un factor que ha sido la punta de lanza del incremento de los gastos en un hogar, simplemente la manutención de un teléfono celular que para muchas mujeres mexicanas implica un fuerte gasto.

Al mismo tiempo, la tecnología ha permitido que mujeres en todo el mundo, y más durante la pandemia, se sumaran al trabajo a distancia, teletrabajo o home office y el tiempo de traslados se transformaron en más horas de trabajo y un factor más se le añadió a sus tareas el homeschooling. 

Unas flores, una llamada, un día de paz se merecen todas las mujeres mexicanas y más las que son mamás.

Por ellas y por las mujeres que nunca dejaron de salir a trabajar para poder llevar el sustento a sus hogares…

¡Muchas felicidades! A nombre del staff de nieveazul360.com 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *