Luis Fernando Lugo Torres recibe el Premio Bellas Artes Juan Rulfo

Premio Bellas Artes Juan Rulfo
Luis Fernando Lugo Torres recibe el Premio Bellas Artes Juan Rulfo

La Secretaría de Cultura del Gobierno de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), a través de la Coordinación Nacional de Literatura (CNL), en conjunto con el Gobierno del estado de Puebla, mediante su Secretaría de Cultura, y la Universidad Iberoamericana Puebla, entregaron el Premio Bellas Artes Juan Rulfo para Primera Novela 2021 (obra inédita) al escritor Luis Fernando Lugo Torres por su obra Levadura silvestre.

La ceremonia se llevó a cabo de manera presencial desde la Biblioteca Palafoxiana en Puebla, y se transmitió a través del Facebook de las instituciones convocantes, en el marco de la campaña “Contigo en la distancia” de la Secretaría de Cultura.

El galardonado Luis Lugo comentó que Juan Rulfo es un escritor significativo para él por su humildad y entrega, con una voz poética y una escritura que nos muestra la voz de México, de Jalisco, tierra que es parte de sus raíces.

“Me gustaría leer unas palabras rulfianas: Los murmullos se llamaba inicialmente la novela Pedro Páramo. Juan Rulfo veía esas voces que recorren su libro como fantasmales, circulares (almas en pena), que arman una historia. El murmullo del premio significa mucho para mí, ya que es darle forma a la voz de un joven (no tan joven) que escribe poesía, traza recetas y hornea pan”.

“Es un gran impulso y una satisfacción crear nuevos murmullos literarios. El galardón significa un aliento para trazar nuevas voces que recorran la hoja, la página, el fantasma blanco. Hay algo subversivo en el género de la novela que permite experimentar (como el pan) y crear obras donde se tocan diferentes voces y géneros. La novela es el más bello murmullo literario, único”, expresó.

Voluntad y continuidad de reconocimientos y distinciones a la creación literaria

Por su parte, la subdirectora general de Bellas Artes, Laura Ramírez Rasgado, afirmó que esta premiación deja constancia de la voluntad y continuidad de los reconocimientos y distinciones a la creación literaria de nuestro país. 

“Hacer posible cada uno de los premios nacionales representa un símbolo en el que gobiernos, instituciones y comunidades artísticas pugnan por el desarrollo, la transformación y la innovación de las bellas artes, en momentos tan complejos como los que hemos vivido en tiempos recientes, por lo que la entusiasta participación de escritoras y escritores es un acontecimiento que denota el movimiento y la dinámica del presente”.

Informó que en la convocatoria de este Premio participaron 248 obras, entre ellas, cinco de distintos países de América y Europa, y celebró la vitalidad creadora mexicana, que hoy se nutre de la obra de Luis Fernando Lugo.

En su intervención, el secretario de Cultura estatal, Sergio Vergara Berdejo, agradeció a los participantes estar en la Biblioteca Palafoxiana, y señaló que Puebla arropa la cultura y la producción editorial para fomentar la lectura. “Cada persona tiene una historia, hay que escribirla, porque eso es lo que se queda en la memoria y sirve para que las nuevas generaciones puedan comprender nuestra sociedad”.

El representante del rector de la Universidad Iberoamericana Puebla y  coordinador de la maestría en Literatura Aplicada, José Sánchez Carbó, expresó que en la universidad están conscientes de la necesidad de fomentar la actividad artística, la lectura y la literatura, por el enorme potencial que tienen sobre los individuos y la sociedad.

“El trabajo artístico es capaz de desarrollar habilidades y conocimientos como la creatividad, la sensibilidad, la consciencia del otro, la participación o la crítica, para la generación de una convivencia menos desigual, más justa y solidaria”.

Se refirió a la literatura como una forma compleja del discurso, ya que la disposición de los elementos literarios y el tratamiento de la realidad que se hace con ellos descubre una dimensión también política de nuestro entorno, como se refleja en la obra de Juan Rulfo, agregó Sánchez Carbó.

La coordinadora nacional de Literatura, Leticia Luna, dio lectura al Acta del jurado, integrado por las escritoras Laura Martínez Lara y Nora Coss, y el escritor Gonzalo Lizardo, en la que se destaca que “se trata de una novela narrada desde el delirio. La estructura enlaza de manera hábil, con lenguaje certero, las voces de una secta hasta desembocar en una especie de manifiesto hipnótico. A partir de la metáfora de la levadura como agente de transformación, la novela logra involucrar al lector en la lógica interna de una locura. Su experimentación lúdica con la forma alcanza a construir un artilugio literario que rebasa cualquier narrativa tradicional”.

Luis Lugo nació en la Ciudad de México en 1985. Estudió el diplomado de Escritura Creativa en la Escuela de Escritores de la Sogem (2003-2006). En 2011 obtuvo el premio de poesía Punto de Partida de la Universidad Nacional Autónoma de México por su poemario Invernadero (2011). Es autor del poemario Restaurante Bar Familiar (2019). Ha sido becario del programa Jóvenes Creadores del Fonca (2010-2011 y 2013-2014) y de la Fundación para las Letras Mexicanas (2011-2013).

El Premio Bellas Artes Juan Rulfo para Primera Novela (novela inédita) fue convocado a partir de 1980 para promover el género narrativo entre escritores jóvenes que no han publicado aún. A lo largo de 40 años ha sido otorgado a Rafael Gaona (1982), Ignacio Padilla (1995), Víctor Hugo Rascón Banda (2008), Nora Coss (2019) y Óscar Antonio Bonilla Armijo (2021), entre otros.

CULTURA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *