+Leídas

Recupera salud leona abandonada en el Ajusco

Recupera la salud leona abandonada en el Ajusco

Gracias a la atención médico-veterinaria, la alimentación y los cuidados que ha recibido en el Zoológico de Chapultepec, Alika —una leona que, junto a otros seis leones, fue rescatada por personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) del santuario de la fundación Black Jaguar-White Tiger, ubicado en el Ajusco— ha recuperado progresivamente su salud y bienestar.

A su llegada al zoológico de Chapultepec, esta hembra de león ya presentaba una desnutrición severa y lesiones en la piel y la cola, por lo que fue ingresada al hospital para su atención y alimentación adecuada por parte del equipo de profesionales en vida silvestre de los zoológicos de la Ciudad de México. 

“Esta leona respondió muy bien a los cuidados que se le proporcionaron aquí en el Zoológico de Chapultepec. Llegó en malas condiciones de salud, muy delgada, con problemas en la piel y se mantuvo durante varios meses en el hospital veterinario bajo observación y cuidados. Se le formuló una dieta específica para que empezara a recuperar su peso y condición corporal, incluyendo algunos complementos multivitamínicos y de minerales; se le practicaron exámenes de salud, incluyendo la obtención de muestras sanguíneas para su análisis, exámenes coproparasitoscópicos; se le dio el tratamiento que requería  para las condiciones de salud que presentaba; así como un seguimiento muy puntual sobre su alimentación, por ejemplo, (se revisaba) cuánto estaba consumiendo, cuánto había de desperdicio, qué ingredientes le gustaban. Con los cuidados de todos salió adelante”, explica Javier Ojeda Chávez, médico veterinario y subdirector Técnico del Zoológico de Chapultepec.

A su llegada, en julio de 2022, Alika pesaba casi 90 kilos y actualmente pesa 150 kilos; mientras que sus lesiones en piel —que personal médico veterinario asoció en su momento a úlceras por estar mucho tiempo en una sola posición y por permanecer en superficies inadecuadas— sanaron.

Javier Ojeda recuerda que al llegar al zoológico Alika “realmente se encontraba débil, se veía muy apática, no quería moverse y el resultado de todos estos esfuerzos es realmente bastante satisfactorio, es parte de la labor de un médico veterinario y del equipo de biólogos y cuidadores del zoológico, el poder recuperar la salud y el bienestar de los animales rescatados.  Me da mucho gusto que este ejemplar esté en las condiciones actuales”.

TE PUEDE INTERESAR: Liberan en su hábitat natural a 3 lechuzas de campanario y 2 gavilanes de Cooper

En el hospital veterinario del zoológico de Chapultepec Alika permaneció hasta que su salud se restableció y actualmente habita en un recinto de este Centro de Conservación de la Fauna Silvestre ubicado en la 1ª Sección del Bosque de Chapultepec.

“Aquí (en su albergue) se observa mucho más relajada, tomando el sol, descansando, explorando su espacio, entreteniéndose con su enriquecimiento ambiental (que le permite desarrollar una conducta de acuerdo con su especie, similar a lo que haría en su hábitat natural)”, asegura Ojeda Chávez.

En su momento, la PROFEPA determinó trasladar al Zoológico de Chapultepec al primer grupo de leones que se encontraron en peores condiciones de salud, tras rescatarlos del santuario de la fundación Black Jaguar-White Tiger. Gracias a los cuidados y atenciones que recibieron por parte de médicos veterinarios, biólogos y cuidadores del Centro de Conservación de Fauna Silvestre de Chapultepec, los siete leones y tigresa ahora se encuentran en condiciones adecuadas de salud y bienestar. Alika fue la leona que tardó más tiempo en recuperarse.

“Afortunadamente, el Zoológico de Chapultepec cuenta con la capacidad instalada para la atención de las diferentes especies silvestres, por lo que ha tenido la oportunidad de colaborar con las autoridades federales, y ofrecerles un espacio para que los ejemplares rescatados tengan los cuidados adecuados con una atención profesional, con médicos veterinarios calificados, nutriólogos que pueden formular dietas correctas para las especies. Es un trabajo en equipo de todos los que laboramos aquí en el zoológico pesando siempre en el bienestar de las diferentes especies silvestres. Los Zoológicos de la Ciudad de México han sido una parte importante en la recuperación de muchos ejemplares que son decomisados y PROFEPA nos da la oportunidad, la confianza, para poder ayudarles a restablecer su estado de salud y bienestar”, resalta.

Déjanos tu comentarios en TWITTER FACEBOOK