Luciérnagas, danza del amor

Luciérnagas, danza del amor
Luciérnagas, danza del amor |Foto Especial

Ciudad de México. Las noches del verano lluviosas son testigo de la danza del amor, danza de las luciérnagas. Estos insectos son capaces de emitir su luz propia y pertenecen a la familia Photinus palaciosi. Se encuentra en Tlaxcala, Puebla y Estado de México. La luz que producen son reacciones bioquímicas con la cual se comunican para encontrar pareja.

Los bosques y las selvas húmedas son testigos de este encuentro, pero también podemos disfrutar de esta fiesta en algunas zonas rurales. La coordinación y sincronía de la luz llega a tal grado, que en un principio comienzan unas cuantas, pero eventualmente se van prendiendo y apagando de forma sincrónica, deleitando la vista.

Este tipo de escarabajos son pues larvas que producen luz. Las señales que emiten son lumínicas y resultan más visibles en la oscuridad. Viven bajo tierra y se alimentan de lombrices, babosas y caracoles. En estos meses veraniegos se completa su ciclo como larvas y pupas. Salen ya como adultos y es por ello que hay abundancia de insectos. La humedad juega un papel importante y permite que los huevos se mantengan húmedos.

¿Sabías qué…? Hay más de 2,000 especies de luciérnagas en el mundo. México cuenta con 230.

En Tlaxcala hay un poblado que se llama Nanacamilpa (vocablo náhuatl que significa “Tierra de hongos”). Se localiza al poniente y cuenta con un ecosistema ubicado a una altura de 2,800 metros sobre el nivel del mar, lo cual lo convierte en el lugar ideal para alojar a una de las casi dos mil especies de luciérnagas.

Por otra parte, el Festival de las Luciérnagas se extiende a varios bosques del municipio de Amecameca, en el Estado de México, que cumplen con todas las condiciones para presenciar de manera segura y responsable el fenómeno natural: Santuario Bosque Esmeralda, Rancho del Valle, Bosque de Árboles de Navidad, en la Hacienda Panoaya, Ecoparque Chalma Tletaltolulco y Rancho Alegre.

TE PUEDE INTERESAR: Recibe Bosque de Tlalpan el Festival de Luciérnagas 2022

Recomendaciones

El fenómeno de las luciérnagas es un espectáculo único, por lo que debemos seguir las siguientes encomiendas, reglas y hasta condiciones para su avistamiento:

–    Los recorridos son estrictamente nocturnos y en completa oscuridad.

–    No está permitido el uso de linternas o aparatos electrónicos que produzcan luz.

–    En esta temporada es muy frecuente que llueva, por lo que se recomienda llevar impermeables que no sean reflejantes o ropa oscura; calzado cómodo y antiderrapante.

–    Permanecer en silencio, ya que el ciclo de reproducción de este insecto se puede ver afectado por faltar a alguna de las indicaciones antes señaladas.

–    Apagar el celular o cualquier aparato o dispositivo electrónico.

–    Generar conciencia ambiental; no se debe, bajo ninguna circunstancia, tocar ni llevarse alguna luciérnaga.

–    Queda estrictamente prohibido usar cualquier tipo de repelente o matainsectos.

–    Cuidar el medio ambiente, es decir, no tirar basura.

–    Proteger la flora y la fauna del lugar.

–    Seguir las instrucciones de los guías.

–    Caminar por los senderos establecidos.

–    No usar cámaras fotográficas con flash.

¡Peligro! Debemos cuidarlas

Tania López Palafox, estudiante de doctorado de la UNAM, especializada en la especie Photinus palaciosi, comenta que todas las especies de luciérnagas se encuentran bajo amenazas constantes y se ha detectado un declive poblacional a nivel mundial.

Estos factores son “la contaminación lumínica, el cambio climático, la fragmentación de hábitat que se destinan para zonas urbanas o para cultivo, la deforestación, los pesticidas e incluso el mismo ecoturismo”.

El cambio climático cada vez nos alcanza más y para estos pequeños insectos las condiciones son cada día más preocupantes, puesto que se necesitan ecosistemas muy específicos para el desarrollo de estos organismos y el incremento de la temperatura en los ecosistemas altera todo el ciclo de vida.

La lluvia, la humedad y los animales que viven en la tierra son factores primordiales para el desarrollo de las luciérnagas, por lo que debemos evitar usar pesticidas para no romper los periodos de vida.

Finalmente, la doctora López Palafox menciona que “los pesticidas se van al suelo y por medio del agua viajan a otros lugares aledaños. Gran parte de su ciclo las luciérnagas lo pasan bajo tierra y se ven seriamente afectadas. En su momento puede que no se note, pero los efectos se identificarán varias temporadas después”.

Los lugares para el avistamiento de las luciérnagas deben contar con un programa permanente de educación ambiental y normas para conservar el hábitat de especies locales. Y nosotros, poner nuestro grano de arena respetando su hábitat.

Déjanos tu opinión y síguenos en: FACEBOOK y en TWITTER