Restauran la fuente del Quijote en el Bosque de Chapultepec

Restauran la fuente del Quijote en el Bosque de Chapultepec

Ciudad de México.- Con el objetivo de continuar con la recuperación y renovación de espacios en el Bosque de Chapultepec, la Dirección de Gestión del Bosque de Chapultepec en coordinación con el Fideicomiso Pro Bosque de Chapultepec y el Consejo Rector Ciudadano del Bosque de Chapultepec llevaron a cabo la restauración de la Fuente del Quijote, una joya histórica que  cuenta la historia de “Don Quijote de la Mancha” a través de imágenes plasmadas en mosaicos.

La Fuente del Quijote se construyó en 1921 sobre una plataforma octogonal rodeada de ahuehuetes en la Primera sección del Bosque de Chapultepec. Dentro de ella se ubican cuatro bancas de concreto recubiertas de azulejos de talavera en las que se plasman escenas del libro “El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de La Mancha”. Cuenta con dos libreros laterales decorados con baldosas de talavera y coronados por dos esculturas de bronce que representan a Don Quijote y Sancho Panza con la cara de Diego Rivera. Para 1974 se integró la pieza escultórica de bronce de sirenas como remate del vaso superior de la fuente.

Los visitantes del Bosque podrán disfrutar de un espacio renovado, cuya restauración incluyó intervenciones en las bancas, mosaicos, libreros, pisos y esculturas, así como del alumbrado y la vegetación que rodea la fuente y que fueron restaurados como parte de las acciones del Proyecto Chapultepec, Naturaleza y Cultura.

Durante el evento de apertura de este recinto los invitados fueron recibidos por Don Quijote de la Mancha, Doña Dulcinea del Toboso y el escudero Don Sancho Panza. Estos personajes fueron representados por actores estudiantes de la Universidad de Guanajuato que participaron gracias a la Secretaría de Cultura, a través del Festival Internacional del Cervantino.

La inauguración comenzó con un repertorio del Siglo de Oro español, protagonizado por la soprano mexicana Lourdes Ambriz, acompañada del archilaúd y guitarrista Hugo Peñaloza. Este número fue realizado con apoyo de la Secretaría de Cultura a través de la Coordinación Nacional de Música y Ópera del INBAL.

Al concluir esta interpretación la Secretaria del Medio Ambiente, la Dra. Marina Robles, resaltó el papel que juega cada trabajador para que lugares históricos como esta fuente y el Bosque de Chapultepec sean lugares maravillosos y mágicos, desde la Directora Mónica Pacheco hasta los jardineros y barrenderos. De igual forma, mencionó que uno de los objetivos de la SEDEMA es lograr que la naturaleza que rodea la Ciudad de México, penetre e invada cada rincón de la ciudad para que verdaderamente reconectemos con la escenografía verde que tuvo en algún momento.

La Subsecretaria de Desarrollo Cultural Dra. Marina Nuñez Bespalova habló de la importancia de la cultura en espacios ambientales y las alianzas institucionales que generan acciones como esta; mientras que la Lic. Sharon Fastlicht de Azcárraga, presidenta del Fideicomiso Pro Bosque de Chapultepec, mencionó las lecciones que nos dejan las aventuras del ingenioso hidalgo y cómo influyeron en el rescate de este espacio.

Después de este acto protocolario, se les unieron el Dr. Jorge Guevara, Vicepresidente de Asuntos Corporativos y Comunicación para México, Latinoamérica y el Caribe American Express y el Sr. Steve Mc Pherson para develar las placas que inauguran la Fuente del Quijote.

Para finalizar el evento se presentó un fragmento de la puesta en escena “Quijote, vencedor de sí mismo” del director Claudio Valdés Kuri y Mónica Hoth, gracias al apoyo del Complejo Cultural Los Pinos y la coordinación de teatro del INBAL.

La restauración de este emblemático monumento se llevó a cabo por la empresa especializada Sackbé S.A. de C.V., bajo la dirección del arquitecto paisajista Mario Schjetnan del Despacho de Diseño Urbano. La inversión fue aportada por el sector privado y donantes, entre los que destacan la Fundación American Express, Steve Mc Pherson, Interprotección y Dow – Fondo Unido México; así como los ciudadanos y particulares que se sumaron a la campaña “Adopta una aventura del Quijote”.

El Bosque de Chapultepec con más de 3,500 años de historia, cuenta con una extensión de 759 hectáreas (686 de las primeras tres secciones y 73 de la cuarta), y 355.96 hectáreas de áreas verdes. Es el pulmón verde más grande de la Ciudad de México y uno de los bosques urbanos más extensos y antiguos de América Latina. En el año 2003 fue decretado como Área de Valor Ambiental bajo la categoría de Bosque Urbano. Cuenta con más de 30 fuentes y 95 monumentos en sus tres secciones. Representa uno de los espacios públicos de mayor valor ambiental, cultural, histórico y social para la población de la Ciudad de México y la República Mexicana.