2021, dominando la disrupción en la nueva normalidad

Ciudad de México a 6 de abril del 2021

Ya pasó más de un año desde el inicio de la cuarentena. Muchas empresas tuvieron la visión de hacer cambios inmediatos y tomaron acciones a corto, mediano y largo plazo, para adaptarse a la nueva realidad, mientras que otros fueron enfrentando situaciones, conforme iban pasando los días, sin un plan de acción concreto.

Eduardo Alba Pelayo, consultor en comunicación organizacional,  nos explica que “una alternativa para superar la disrupción en las empresas es la aplicación de metodologías de Change Management o Gestión del Cambio para poder alcanzar los nuevos objetivos derivado de estos cambios drásticos, ya sea por cuestiones de procesos, de cultura organizacional o por crisis provocadas por fenómenos como la pandemia del SARS-COV2 (Covid-19).”

¿Qué es la gestión del cambio?

“Gestión del cambio es la estrategia metodológica que permite a toda una organización adoptar procesos, tecnología, cultura organizacional, nuevas formas de trabajo para realizar una transición de un estado actual a uno ideal.” añade Alba Pelayo.

Por ejemplo, la pandemia provocó que las personas tuvieran que aprender el uso de nuevas herramientas, tener una dinámica diferente entre los colegas y mantener la operatividad de un negocio a distancia.

El comunicólogo nos comenta cuáles podrían ser los factores de cambio en una organización:

1.- Los cambios tangibles como la tecnología (herramientas tecnológicas que ayudarán al cambio). 

2.- Los cambios intangibles como los colaboradores (equipos, comunicación, cultura y liderazgo)

Por otra parte nos recuerda que: “Para poder llevar con éxito el plan, una primera consideración a destacar es evitar la resistencia al cambio, aceptarlo de manera positiva, ejecutar la nueva propuesta por medio de la innovación y celebrar el éxito obtenido del nuevo cambio.” 

Además nos recomienda siempre visualizar una estructura integral dividida en 5 pasos

1.- Claridad en la necesidad del cambio (detectar). 

2.- Realizar el diagnóstico de la situación actual (valorar). 

3.- Llevar a cabo las acciones (planificar). 

4.- Implantar el cambio y llevar a cabo el control (ejecutar). 

5.- Calificar los cambios periódicamente (controlar y evaluar).

En cada empresa, negocio e incluso como individuos, los objetivos y necesidades varían pero de aquí en adelante, será necesario construir nuevas narrativas, identificar las etapas por recorrer, evaluar los impactos, generar acciones por etapa, y ejecutar el plan de acción y aprender.

Contar con análisis y diagnósticos en todas las áreas de la empresa nos puede ayudar a que la evolución de la misma sea constante y que en momentos de crisis cada colaborador sea receptivo al cambio y mucho mejor que sea un impulsor positivo del mismo. 

Si quieres hacer un diagnóstico de tu empresa, este es un gran momento.

contacto@nieveazul360.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *