Greenpeace propone acciones para proteger el ambiente en Nuevo León

Greenpeace propone acciones prioritarias para proteger el ambiente en Nuevo León
Greenpeace propone acciones prioritarias para proteger el ambiente en Nuevo León

CIUDAD DE MÉXICO. En seguimiento al diálogo que Greenpeace inició con el gobierno de Nuevo León en el contexto de la baja disponibilidad de agua, este martes la organización envió un documento al gobernador Samuel García, en el cual se reúnen diversas propuestas y alertas ciudadanas para mejorar las condiciones climáticas y ambientales en el estado y con ello contribuir a lograr un panorama más propicio para la  disponibilidad del agua en la entidad.

El documento insta al gobernador a establecer acciones prioritarias en diversos casos que desde hace años han sido motivo de exigencia a las administraciones anteriores por parte de la ciudadanía, en los que el medio ambiente en la entidad se ha visto afectado a causa de la actividad industrial o por la falta de medidas que hagan posible una disminución de contaminación de cuerpos de agua y del aire, lo cual ha sido también motivo de impactos a la salud de la población. 

Entre los casos que se señalan, destacan los siguientes:

Proteger, conservar y regenerar el ambiente en Nuevo León 

Sierra de Picachos. Éste es un espacio fundamental para preservar el equilibrio ecológico y proporcionar servicios ambientales que hacen posible la disponibilidad de agua en un volumen de hasta 39.5 millones de metros cúbicos al año, así como contribuir a mitigar el cambio climático gracias a la captura de hasta 461 mil 835 toneladas de dióxido de carbono, sin embargo, durante los últimos años la Sierra de Picachos ha sufrido alteraciones considerables debido a la extracción de materiales pétreos. 

Por ello, es necesaria la aplicación de planes de recuperación y remediación en sitios donde este tipo de industrias han dejado de operar, así como es el caso de aquellas que desarrollan actividades en zonas aledañas a áreas protegidas.

Parque Nacional Cumbres de Monterrey (Localidad La Huasteca). Esta zona ha sufrido alteraciones debido a que la normatividad en materia de construcción no ha sido aplicada en diversos casos. Esto ha impactado negativamente a la fauna y flora, así como los ecosistemas de la zona que representan un fuerte componente ambiental para mejorar la calidad del aire de la zona metropolitana de Monterrey. 

Hasta el momento, esta Área Natural Protegida necesita contar con un plan de manejo y reforzar su vigilancia, ya que el crecimiento urbano podría continuar expandiéndose hacia esta zona de forma ilegal.

TE PUEDE INTERESAR: Greenpeace protesta frente a barco dedicado a la minería en aguas profundas

Remediar zonas afectadas por incendios

Existe una situación crítica debido a que más de 21 mil hectáreas de zonas de valor ambiental han sufrido daños por incendios. Las zonas afectadas contribuyen a cumplir una importante función ambiental para garantizar el abasto de agua a la zona metropolitana de Monterrey. Por ello, resulta necesario coordinar esfuerzos con las autoridades federales con la finalidad de detallar los procesos de restauración ecológica que se llevarán a cabo.

Restaurar cuerpos de aguas superficiales

Se señalan varios casos de contaminación de aguas superficiales,  los cuales deberían recibir una atención prioritaria debido a los altos niveles de toxicidad que presentan, como es el caso de los ríos La Silla, Pesquería, San Juan, Hualahuises y el Arroyo Sardinas, los cuales se han visto afectados por descargas tóxicas industriales, derrames de petróleo y acaparamiento por parte de industrias debido a la falta de una vigilancia continua y estricta para prevenir y sancionar a los responsables. 

Ordenamiento territorial y desarrollo urbano.

El crecimiento urbano de la zona metropolitana de Monterrey se ha caracterizado por ser una expansión que ha carecido de un control estricto, lo cual ha tenido como consecuencia la reducción de zonas de permeabilidad que resultan indispensables para afianzar la recarga de acuíferos y mantener el equilibrio de los ciclos hidrológicos. 

Por ello, se propone generar medidas tendientes a detener la expedición de permisos de construcción en las zonas que han sufrido daños, así como abrir espacios de diálogo permanentes e integrar a la ciudadanía en todos los procesos de discusión de los instrumentos de ordenamiento ecológico a nivel estatal.

Reducción de contaminación atmosférica

Es necesario optimizar los procesos de vigilancia e inspección a fuentes industriales, aunado a ello, el Programa de Contingencias Atmosféricas para la Zona Metropolitana de Monterrey requiere modificaciones que se orienten a disminuir emisiones de forma más rigurosa y que garanticen la salud de la población.  

También se busca abordar el avance de medidas de movilidad sustentable que son fundamentales para lograr un escenario favorable de reducción de emisiones contaminantes, considerando la alta tasa de motorización que la entidad presenta.

Con motivo de la misiva enviada al gobernador, Carlos Samayoa campañista de ciudades sustentables de Greenpeace México, declaró que ante la coyuntura climática actual y la reciente participación del gobernador Samuel García en la COP27 en Egipto, este es un momento oportuno para mantener el diálogo y dar seguimiento a las medidas que Greenpeace en conjunto con personas de la sociedad civil y ciudadanía han propuesto para lograr avances no solo en materia ambiental sino también para consolidar un nuevo panorama de justicia social para Nuevo León.

Déjanos tu opinión y síguenos en: FACEBOOK y en TWITTER