Reforestación, revertir la pérdida de bosques de los últimos 20 años

Reforestación, revertir la pérdida de bosques de los últimos 20 años
Reforestación, revertir la pérdida de bosques de los últimos 20 años

Cada año desaparecen en nuestro planeta grandes masas forestales debido a la deforestación o la destrucción forestal: se estima que desde 1990 se perdieron 420 millones de hectáreas de bosque en todo el mundo.

En México se creó por ello el Programa Nacional Forestación 2020-2024 tomando en cuenta que cada año se pierde cobertura forestal a una tasa bruta de 250 a 260 mil hectáreas y a una tasa neta de 127.8 mil hectáreas debido al cambio ilegal de uso de suelo.

Además, según la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) 23.51% de la superficie nacional presenta procesos físicos o químicos de degradación y 21.4% registra erosión eólica o hídrica.

La pérdida de masa forestal es producto de factores como el cambio ilegal de uso de suelo, el crecimiento de zonas urbanas, la tala de árboles para el aprovechamiento de la madera con fines industriales o de consumo, el aumento de límites agrícolas y ganaderos o bien incendios o desastres naturales, así como plagas, enfermedades forestales y prácticas inadecuadas de manejo forestal, datos asentados en el Diario Oficial de la Federación.

La deforestación y la degradación forestal se deben combatir de manera transversal o paralela para contribuir a la sustentabilidad de los bosques y al mismo tiempo incrementar la masa forestal de las entidades que así lo requieran.

Para ello se necesita el esfuerzo conjunto de autoridades federales, estatales, ejidatarios, comuneros y dirigentes agrarios de los municipios de todo el país que reconozcan la importancia del trabajo en equipo por el bien de México y del planeta.

TE PUEDE INTERESAR: Bosques protegidos absorben 190 millones de toneladas de CO2

¿Qué es la reforestación?

La Comisión Natural Forestal (Conafor) define a la reforestación como un conjunto de actividades que incluye la planeación, la operación, el control y la supervisión de todos los procesos involucrados en la plantación de árboles, actividades que se dividen en reforestación urbana y rural.

Reforestación Urbana. Se establece dentro de las ciudades

Estética, que tiene por objeto adornar una región, lugar o sitio como parques, banquetas, camellones, entre otros.

Investigación, experimental o demostrativa, para crear conciencia ambiental en la población local y desarrollar el interés por el cuidado del medio.

Conductiva o moderadora de ruido (protectora). Los árboles amortiguan el impacto de las ondas sonoras, reduciendo los niveles de ruido en calles, parques y zonas industriales.

Control de sombras. Estos árboles, además de filtrar el aire cálido, refrescan al área y dan sombra a los patios y techos.

Reforestación Rural. Se establece en superficies forestales donde originalmente existían bosques, selvas o vegetación semiárida.

De conservación. Se desarrolla bajo el método de enriquecimiento de acahuales en las selvas, ayuda a los terrenos en descanso a acelerar su tránsito hacia etapas más avanzadas y de más alta productividad

De Protección y restauración. Se establece con el propósito de proteger y contribuir a la estabilización y restauración de terrenos donde existen fuertes problemas de pérdida de vegetación y erosión de suelo.

Agroforestal. Se plantan y cultivan árboles intencionalmente en la misma unidad de tierra junto con cultivos agrícolas, frutícolas, hortícolas o con pastizales.

Productiva. Tiene como finalidad la obtención de productos de calidad –en gran cantidad– destinados a la actividad económica, ya sea industrial, comercial, artesanal, ornamental, medicinal, energética o alimentaría.

https://www.conafor.gob.mx/BIBLIOTECA/MANUAL_PRACTICAS_DE_REFORESTACION.PDF

Por otra parte, los incendios forestales causan estragos en nuestro país y tienen como consecuencia la devastación de ecosistemas y una alta generación de dióxido de carbono, por lo cual está en marcha el Programa Nacional Forestal 2020-2024 con la intención de cumplir los compromisos internacionales que en materia forestal México ha adquirido, como los relativos a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC); el Acuerdo de París; la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), entre otros.

El principal objetivo es proteger los ecosistemas forestales de factores que deterioran la cobertura vegetal para mantener el patrimonio natural y contribuir a la mitigación al cambio climático para el bienestar de la población que habita en las zonas forestales y de la sociedad en general a través de una gestión territorial.

En el caso de México el Programa Nacional Forestal 2020-2024, publicado en el Diario Oficial de la Federación, estableció 5 objetivos prioritarios, 26 estrategias y 188 acciones puntuales. 

Objetivos prioritarios del Programa Nacional Forestal 2020-2024  
1.- Promover el manejo forestal comunitario para el uso sostenible y diversificado de los recursos forestales,  así como la integración y desarrollo de redes locales de valor competitivas que detonen economías locales  para mejorar la calidad de vida de la población que habita en zonas forestales.
2.- Proteger los ecosistemas forestales de factores que deterioran la cobertura vegetal para mantener el  patrimonio natural y contribuir a la mitigación al cambio climático, para el bienestar de la población  que habita en las zonas forestales y de la sociedad en general, a través de una gestión territorial.  
3.- Conservar y restaurar la capacidad de provisión de servicios ecosistémicos de áreas forestales estratégicas,  mediante un enfoque incluyente y participativo que contribuya a garantizar un medio ambiente sano para el desarrollo y bienestar de la población.
4.- Impulsar en el sector forestal un nuevo modelo de gobernanza, pluralidad y participación social  y ciudadana efectiva e incluyente.
5.- Promover una articulación institucional efectiva y mejorar el desarrollo de capacidades  institucionales para la atención del sector forestal.  

Diario Oficial de la Federación, Programa Nacional Forestal 2020-2024

La Conafor reporta que entre 2019-2021 “se apoyó el establecimiento de 23 mil 212 hectáreas de plantaciones forestales comerciales y se realizaron acciones de reforestación y obras de restauración forestal en 106 mil 60 hectáreas, todo lo anterior con una cobertura de tres mil 736 ejidos y comunidades, lo que representa 24% de los núcleos agrarios del país que cuentan con vegetación forestal.

Para estos propósitos, tan solo de subsidios “se han asignado cuatro mil 101 millones de pesos”. Tanto el gobierno federal como la Conafor reafirman el compromiso con la protección, conservación, restauración y uso sostenible de los recursos forestales para el bienestar de las comunidades que dependan de ellos, así como de la sociedad en general.

https://www.gob.mx/conafor/prensa/informa-la-conafor-avances-2019-2021-en-el-sector-forestal-mexicano?idiom=es

Compromiso social, estrategias prioritarias y metas para el bienestar forestal

Para México el reto como nación es mantener, conservar y hacer crecer la masa forestal por medio de campañas que robustecen la vida vegetal y animal silvestre de los bosques.

Ir sumando hectáreas con bosques sanos incrementa las zonas boscosas, evita la erosión y recarga los mantos acuíferos. Además permite la estabilización de la concentración de Gases de Efecto Invernadero y contribuye en gran medida a la mitigación del cambio climático, cumpliendo con lo establecido en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

¿Cómo se llegaría a cumplir todo esto? Promoviendo una cultura de protección medioambiental a través de experiencias vivenciales permitiría sumar acciones de vida con un estilo sustentable, adecuar espacios para la recreación, embellecimiento y cuidado de zonas a mejorar, así como impulsar la sustentabilidad económica mediante apoyo o generación de empleos de los mismos nativos en las zonas a reforestar.

Es importante concientizar a las familias que visitan áreas boscosas para ser cuidadosas y proteger el medio ambiente, evitando tirar basura o hacer fogatas, y hacer un llamado a productores del campo para que lleven a cabo acciones preventivas, como hacer brechas cortafuego y quemas controladas asistidas por autoridades.

Para proteger la reforestación se debe considerar la elaboración y colocación de rótulos en los límites del área de plantación, sobre todo donde los caminos llegan al sitio; incluir información básica, como superficie plantada, especies utilizadas, año de establecimiento, dependencias responsables y advertencias de lo que no está permitido hacer dentro del área y a quién deben reportarse las irregularidades o emergencias.

México y Estados Unidos

El pasado 9 de febrero el gobierno mexicano reconoció la relevancia de trabajar junto con Estados Unidos en el combate al cambio climático.

En un diálogo diplomático con John Kerry, enviado presidencial de Estados Unidos para el Clima, se mencionó la propuesta de México para llevar a Centroamérica programas de reforestación y cooperación internacional para el desarrollo, avanzando en la implementación de programas de soluciones con base en la naturaleza como Sembrando Vida.

El trabajo de ambas delegaciones tienen previsto encontrar áreas de impulso a la cooperación regional; “acelerar el despliegue de energías renovables; avanzar en la implementación de programas de soluciones basadas en la naturaleza; controlar y reducir la contaminación ocasionada por emisiones de gas metano; colaborar en la transición hacia el transporte eléctrico sustentable; consolidar el interés de México en posicionarse como el punto focal para el suministro de paneles solares en el mercado norteamericano; y avanzar los programas de combate a la deforestación”.

Sembrando Vida busca atender dos problemáticas: la pobreza rural y la degradación ambiental. Es decir, convertir al campo mexicano en sectores estratégicos para incrementar la productividad del agro bajo el enfoque de sustentabilidad y desarrollo regional y contribuir a reducir la vulnerabilidad en que viven los campesinos.

Hasta el momento se han contabilizado 420 mil 256 beneficiarios con empleos permanentes, de los que 70.1% son hombres y 29.9% mujeres, en 20 estados de la República Mexicana, favoreciendo a 8 mil 917 ejidos.

RECOMENDACIONES