Sedema reporta fortalecimiento de las raíces del ahuehuete de Reforma

ahuehuete
Sedema reporta fortalecimiento de las raíces del ahuehuete de Reforma

Ciudad de México. Con el propósito de contribuir al proceso de adaptación que vive el ahuehuete plantado en la Glorieta de Paseo de la Reforma, la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México, a través de la Dirección de Infraestructura Verde, aplicó un tratamiento para fortalecer las raíces del árbol y promover su crecimiento.

Tras realizar una apertura en la tierra, a un lado del cepellón del árbol, se corroboró que las raíces del ahuehuete de 20 años de edad responden de manera correcta, ya que se detectó la formación de pelos absorbentes, cuya función es adquirir nutrientes y agua para trasladarlos a la parte aérea del árbol y permitir la formación de un nuevo follaje.

Al ahuehuete donado por los Viveros Regionales y el Vivero Los Encinos se le aplicó un tratamiento a base de polvo humectable (endomicorrizas) preparado con agua que, al entrar en contacto con las células de la raíz, promoverá más rápido su crecimiento y vigorización. Se prevé una segunda aplicación de endomicorrizas en aproximadamente 20 días.

El proceso de adaptación del ahuehuete de 12 metros de altura se retrasó por diversos factores, como el ocurrido el pasado 7 de junio, cuando un automovilista se subió a la glorieta y se impactó con uno de los tensores colocados para mantenerlo hasta su pleno enraizamiento, lo que hizo que el ahuehuete se moviera en el impacto.

TE PUEDE INTERESAR:  Dan bienvenida al ahuehuete que sustituye a la palma de Reforma en CDMX

Otro factor es el cambio de clima ya que las temperaturas en la Ciudad de México son distintas a las de Nuevo León, donde vivió 20 años, lo que el árbol podría interpretar como invierno.

Los crecimientos nuevos de raíz y los cambios de coloración de las hojas a tonos verdes reflejan que el ahuehuete está vivo. Su periodo de adaptación continúa y se espera que en los próximos días broten nuevas hojas en las ramas.

Cabe recordar que previo a la plantación, el suelo de la glorieta fue sustituido y recibió tratamiento preventivo con la aplicación de biológicos para garantizar el buen desarrollo del ahuehuete, así como enraizador en el cepellón del árbol para estimular el crecimiento de nuevas raíces.

Cabe señalar que en días pasados se había reportado que el proceso de adaptación de este ahuehuete se ha retrasado, en comparación con su hermano que se encuentra en el vivero Nezahualcóyotl, debido a factores como el ocurrido el pasado 7 de junio, cuando un automovilista se subió a la glorieta y se impactó con uno de los tensores colocados para mantenerlo hasta su pleno enraizamiento, lo que hizo que el ahuehuete se moviera en el impacto.

Para evitar la compactación del suelo, la Sedema colocó una serie de letreros para pedir a la ciudadanía que evite subir hasta la base del árbol para que permita la hidratación y buena adaptación del ahuehuete.

Como parte del mantenimiento que se da al árbol, personal de la Dirección de Infraestructura Verde realiza diariamente la descompactación del suelo y lo riega con ayuda de pipas, de acuerdo con las precipitaciones pluviales que se presenten.

Adicionalmente, esta semana se aplicaron aminoácidos, ácidos húmicos y fúlvicos, que es una mezcla antiestrés; así como algunos fungicidas biológicos. Este tratamiento se colocó en coordinación con Edgar Ojeda, ingeniero en Restauración Forestal y arborista certificado por la Sociedad Internacional de Arboricultura (ISA, por sus siglas en inglés) y quien actualmente estudia la maestría en Silvicultura Urbana y Arboricultura.

Viveristas de Viveros Regionales y Vivero Los Encinos, expertos en el cultivo de ahuehuetes a nivel nacional, sostienen que el estrés fisiológico obligó al ahuehuete a quitar sus propias hojas, para evitar la pérdida de agua y nutrientes en su tronco. 

Déjanos tu opinión y síguenos en: FACEBOOK y en TWITTER