Metallica y sus cinco conciertos en México en su primera visita en 1993

Esta semana Metallica anunció una edición especial del disco negro con motivo de los 30 años de este disco, pero ¿sabes porqué resultó tan especial para México este disco y su gira mundial?

Durante décadas los mexicanos nos limitamos a escuchar a nuestros grupos favoritos gracias a los LP´s, cassettes, algunos espacios radiofónicos (que no eran muchos) y de manera muy esporádica en la televisión.

Aquella época, aderezada con las múltiples devaluaciones, hizo todavía más complicada la posibilidad de tener a un grupo de talla internacional tocando en suelo mexicano y el desafortunado concierto de Queen, en Puebla, terminó por cerrar las puertas. 

Al terminar los ochentas, se hizo una vez más el intento de realizar un concierto de estadio y Rod Stewart lo hizo posible, en el Corregidora de Querétaro, y poco a poco empezaron a llegar músicos de relevancia mundial a ofrecer conciertos.

Adiós miedo…

Las autoridades fueron poco a poco abriendo foros para estos espectáculos, sin embargo, fue en 1992 cuando Guns N Roses puso a prueba a toda la capital mexicana: público, logística, autoridades, equipo técnico, al mismo negocio y, al final, todos hicieron su trabajo. Dos conciertos ejemplares en todos los sentidos. La mayor selva de asfalto del país había pedido a gritos: “¡Queremos más rock!”. El “negrito en el arroz” fue el lugar donde se realizaron, que recibió el mote del Palacio de los Rebotes.

Al cierre de ese año vino, en uno de los momentos más importantes de su carrera musical, la banda irlandesa U2, con su ZooTV Tour y abarrotó 4 noches el Palacio de los Deportes. No había duda, los capitalinos estaban listos para recibir todo el poder de la música, faltaba la última gran prueba, Metallica. 

La banda norteamericana anunció fechas para la Ciudad de México, las cinco fechas fueron un rotundo éxito. La agrupación estaba en su larguísima gira mundial, promocionando el “disco negro”. Febrero 25, 26, 27, marzo 1 y 2, las fechas anunciadas.

El éxito de los conciertos en México rápidamente le dio la vuelta al mundo. Era un gran negocio para las disqueras y los organizadores traer artistas internacionales, se contaba con el apoyo de las autoridades locales y, sin duda alguna, con la gran respuesta del público mexicano.

Enter Sandman hacía explotar el Palacio de los Deportes. El doble bombo de Lars Ulrich, el poder de la voz de James Hetfield, la guitarra imposible de Kirk Hammet y el gran bajo de Jason Newsted y la Snake Pit, hicieron cinco noches memorables en la historia del rock de la Ciudad de México.

Cabe señalar que el “disco negro” se convertiría en uno de los discos más icónicos del rock y al mismo tiempo uno de los de mayor exito comercial.  

28 años después…

El público mexicano ha disfrutado a la banda californiana en múltiples ocasiones. Regresó en 1999 y luego 2009, ambas al Foro Sol, en 2012 se presentó durante ocho noches en el Palacio de los Deportes y en 2017, de nuevo en el Foro Sol.

México ha cambiado mucho, el mundo ha cambiado. Metallica ha cambiado, aunque sus fieles seguidores alrededor del mundo no les permitieron evolucionar musicalmente (del Load al ReLoad, historia aparte), al final ya no es la misma banda que vino a promocionar el “disco negro” en el lejano 1993. 

Después de un paro mundial, este 2021 Metallica anuncia la reedición de The Black Album, y además presenta The Metallica Blacklist, una compilación con más de 50 artistas que abarcan una gama de géneros, generaciones, continentes y más. 

La lista negra de Metallica estará disponible en múltiples formatos, incluidos digital (versiones estándar y de alta definición), 4 CD´s y una edición limitada de vinilo 7 LP´s. Los pedidos anticipados recibirán instantáneamente la versión multiplatino de la artista Miley Cyrus, de “Nothing Else Matters” con Watt, Elton John, Yo-Yo Ma, Robert Trujillo y Chad Smith, así como la interpretación de Juanes de “Enter Sandman”. Las pistas de gratificación instantánea digitales adicionales se enviarán directamente a la bandeja de entrada durante el verano.

Las ganancias se destinarán a organizaciones benéficas: el 50% a All Within My Hands y el 50% a una organización benéfica a elección de cada artista. 

Además de Juanes, participan Ha*Ash, José Madero de PXNDX, Rodrigo y Gabriela, el Instituto Mexicano del Sonido junto con La Perla y Gera MX, Mon Laferte y J Balvin.

No es cualquier cosa esta celebración de Metallica, no se volverá a repetir un disco como The Black Album, ni mucho menos conciertos como el de 1993. Lejos se ven esos grandes conciertos con foros a reventar y probablemente esas noches neoliberales, aspiracionistas de ver a tu banda se pierdan con el tiempo pero nunca se perderá el recuerdo de haber coreado tu canción favorita junto con miles de gargantas…