SEDEMA y Alcaldías en la construcción de agendas climáticas

SEDEMA y Alcaldías en la construcción de agendas climáticas

Con la finalidad de acompañar a las alcaldías en la construcción de sus agendas climáticas, así como poner en marcha acciones de adaptación y resiliencia climática, el Gobierno de la Ciudad de México, a través de las Secretarías del Medio Ambiente (Sedema) y de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil (SGIRPC), realizó un taller colaborativo, basado en los compromisos globales del Acuerdo de París y la Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible.

El taller, que contó con la participación de 70 representantes de las unidades ambientales, de servicios urbanos, obras y de gestión integral de riesgos de 15 alcaldías, se efectuó en el marco del “Programa de fortalecimiento y acompañamiento para el desarrollo de los nuevos Programas de Acción Climática en las alcaldías de la Ciudad de México con enfoque de recuperación sostenible post-COVID 19”, que cuenta con el apoyo de la Iniciativa Agenda 2030 de la Agencia de Cooperación Alemana para el Desarrollo Sustentable (GIZ) y la organización Política y Legislación Ambiental A.C. (POLEA).

Óscar Vázquez, director de Cambio Climático y Proyectos Sustentables de la Sedema, explicó a los representantes de las alcaldías los objetivos, las líneas de acción y metas de la política de adaptación de la Ciudad de México, mediante las cuales se busca reducir la vulnerabilidad de las y los habitantes de la ciudad a los efectos adversos del cambio climático para transitar hacia una ciudad resiliente e incluyente.

Las y los asistentes elaboraron tableros donde identificaron las primeras medidas de adaptación que integrarán sus instrumentos de planeación, con base en los peligros más representativos y prioritarios en sus territorios.

Dentro de los peligros asociados al cambio climático se identificaron las intensas lluvias, inundaciones, altas y bajas temperaturas, así como deslizamientos de laderas.

TE PUEDE INTERESAR: Delimitan espacios libres de humo en el Centro Histórico de la CDMX

Alejandro Guerra, coordinador de Investigación y Proyectos de Innovación de la SGIRPC, dijo que las alcaldías tienen el potencial de crear instrumentos de política pública innovadores para que la ciudadanía pueda fortalecer y desarrollar capacidades para enfrentar los retos asociados a la adaptación al cambio climático que enfrenta la Ciudad de México, tales como los eventos hidrometeorológicos, que de acuerdo con las proyecciones serán más intensos y por tanto requieren impulsar la prevención para reducir los daños y afectaciones.

Lourdes Bello, de la Dirección General de Resiliencia (DGR) de la SGIRPC, presentó el marco conceptual para la gestión integral de riesgos asociados al cambio climático que será usado para el análisis de riesgos y vulnerabilidad, así como el desarrollo de medidas de acción climática en los programas de las alcaldías, fundamentado en la última evidencia científica del Sexto Informe de Evaluación del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés).

Gabriel Araiza, de la DGR, ejemplificó, mediante la presentación de mapas, los principales peligros asociados al cambio climático por cada una de las alcaldías que deberán considerarse al desarrollar medidas específicas para reducir la vulnerabilidad social. 

Ejemplo de ello es el contraste en la distribución de las lluvias con las inundaciones, ya que mientras las zonas sur y poniente de la ciudad tienen los valores más altos de precipitación, es el centro y el oriente donde se tienen mayores problemas de inundaciones, lo que se se debe a diversos factores tanto geográficos como sociales.

Finalmente, Ana Mendívil, subdirectora de Cambio Climático de la Sedema, recordó que la Constitución Política de la Ciudad de México mandata el diseño de una política de adaptación al cambio climático de largo plazo. Con el acompañamiento de la Sedema y la SGIRPC se crearán, por primera vez, políticas de cambio climático que integren medidas para reducir la vulnerabilidad de la población, a través de medidas más integrales, coordinadas y con visión de largo plazo.

Durante los próximos dos meses, las alcaldías contarán con la asesoría y acompañamiento de la Sedema para el desarrollo de sus instrumentos, con el propósito de que puedan consultarse en un procesos de participación social y sean publicados este año.