La OMM confirma un récord de temperatura de 38º en el Ártico

ÁRTICO
Climate Visuals Countdown/Turpin Samuel | La OMM confirma un récord de temperatura de 38º en el Ártico

El registro tomado en Siberia durante el verano de 2020 hace “saltar las alarmas” sobre la evolución de las condiciones climáticas. La agencia de la ONU que analiza los fenómenos meteorológicos entiende que la temperatura es “más propia del Mediterráneo que del Ártico” y, a su vez, examina otras máximas pendientes de confirmación.

La Organización Meteorológica Mundial reconoció este martes una nueva de temperatura máxima alcanzada en el Ártico. El récord se produjo el 20 de junio del año pasado cuando la ciudad rusa de Verkhoyansk alcanzó un registro de 38 grados centígrados.

La temperatura, más propia del Mediterráneo que del Ártico, se tomó en una estación de observación meteorológica durante una excepcional y prolongada ola de calor siberiana.

“La temperatura que vimos en Siberia en 2020 habría sido imposible sin el cambio climático”, explicó la portavoz de la Organización, Clare Nullis. “El Ártico, como llevamos tiempo diciendo, es una de las partes del planeta que más rápido se está calentando; se calienta a más del doble de velocidad de la media mundial”.

TE PUEDE INTERESAR: Aumento de la temperatura de 3 °C gracias a empresas

Durante gran parte del verano del año pasado las temperaturas medias en la zona ártica de Siberia alcanzaron registros de hasta 10 grados centígrados por encima de lo normal, lo que provocó incendios devastadores, la pérdida masiva de hielo marino y contribuyó en gran medida a que 2020 fuera uno de los tres años más cálidos jamás registrados.

Verkhoyansk está situada a unos 115 kilómetros al norte del Círculo Polar Ártico y su estación meteorológica lleva a cabo mediciones desde el año 1885. Está situada en el norte de la República de Sajá, en una región de Siberia oriental que tiene un clima continental extremo y muy duro (invierno muy frío y verano caluroso).

La investigación histórica estableció, a partir de los registros nacionales de los países árticos, que no se conocían temperaturas de 38° o superiores en ningún lugar del Ártico.  Concretamente, tras un riguroso análisis, el comité concluyó que ninguna observación pasada dentro de Canadá superaba ese valor.

Investigan otras temperaturas extremas

El secretario general de la Organización, el profesor Petteri Taalas, destacó que el récord alcanzado en el ártico “se suma” a una serie de observaciones comunicadas al Archivo de fenómenos meteorológicos y climáticos extremos, lo  que hace saltar las alarmas sobre la evolución de las condiciones climáticas. En 2020, también se registró un récord de temperatura en la Antártida (18,3°)”.

Taalas añadió que, aparte de este fenómeno extremo, “los investigadores están tratando de verificar las mediciones de 54,4° registradas tanto en 2020 como en 2021 en el lugar más caluroso del mundo, el Valle de la Muerte en California, y de validar un récord de temperatura europeo notificado de 48,8° en la isla italiana de Sicilia durante este verano”. 

El científico también reconoció que el fenómenos meteorológicos y climáticos extremos jamás tuvo “tantas investigaciones simultáneas en curso”.

El registro provoca la creación de una nueva categoría

El Ártico es una de las regiones que se está calentando más rápidamente en el mundo y lo está haciendo a un ritmo que duplica la media mundial. Las temperaturas extremas y el cambio climático han provocado que un grupo de expertos de la agencia de la ONU añada una nueva categoría climática al Archivo: “la temperatura más alta registrada en el Círculo Polar Ártico o al norte del 66,5⁰” al norte del ecuador.

El Archivo de Extremos Meteorológicos y Climáticos incluye las temperaturas más altas y bajas del mundo, las precipitaciones, las granizadas más intensas, el mayor periodo de sequía, las ráfagas máximas de viento, el relámpago de mayor longitud y las muertes relacionadas con el clima.

TE PUEDE INTERESAR: Greenpeace hace llamado a reducir emisiones de Pemex y CFE

La nueva categoría supone dar representación a las dos regiones polares. La Organización incluye en su lista las temperaturas extremas de la región antártica desde 2007 (regiones polares situadas al 60⁰ al sur del ecuador, que corresponden a las zonas terrestres y las plataformas de hielo incluidas en el Tratado Antártico).

“Esta investigación pone de manifiesto, fundamentalmente, el aumento de las temperaturas que se está produciendo en una región climáticamente importante del mundo.  Mediante la vigilancia y la evaluación continuas de las temperaturas extremas, podemos conocer los cambios que se producen en esta región crítica del mundo tan importante, el Ártico polar”, dijo el profesor Randall Cerveny, Relator de Extremos Climáticos y Meteorológicos de la OMM.

“El registro es claramente indicativo de un calentamiento en toda Siberia”, dijo el destacado climatólogo británico y miembro del comité, Phil Jones. 

Por su parte, Blair Trewin, de la Oficina de Meteorología de Australia y otro miembro del comité de evaluación, indicó que “la verificación de este tipo de registros es importante para disponer de una base fiable de pruebas sobre la evolución de los fenómenos más extremos de nuestro clima”.

RECOMENDACIONES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *