Primera crianza artificial de jirafas en Zoo de Aragón

jirafas
Zoológico de San Juan de Aragón logra crianza artificial de jirafas

La Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México (Sedema) dio a conocer el resultado positivo que tuvo el Zoológico de San Juan de Aragón al lograr la primera crianza artificial de jirafas. 

Los cuidadores de animales del Zoológico de San Juan de Aragón están logrando con éxito la primera crianza artificial en este zoológico de un bebé jirafa macho que nació el pasado 9 de agosto y que es hijo de “Baobab”, el padre, y de “Kigali”, la madre.

Iván Hernández, coordinador de médicos veterinarios del Zoológico de San Juan de Aragón, platica que se trata de la crianza de un pequeñín jirafa que fue rechazado por su mamá pero que gracias a que se encuentra en el zoológico bajo cuidado humano, hoy está vivo y sano.

“Estos casos se dan también en vida silvestre, ya que los padres llegan a rechazar a las crías ya sea porque llega un depredador, porque los asustaron o porque simplemente son primerizas, no saben o no están preparadas para la crianza. Este ejemplar hubiera sido depredado o se hubiera muerto de hambre; en el caso de los animales bajo cuidado humano, la diferencia es que nosotros nos hacemos cargo de la responsabilidad de criarlos cuando la madre no los acepta”, precisa. A este proceso se le conoce como crianza  artificial, crianza con biberón o crianza a mano.

TE PUEDE INTERESAR:Zoológico de Calgary usará tecnología para proteger especies en peligro de extinción

Es la primera crianza de jirafa en este zoológico, se ha criado artificialmente a jirafas en otros zoos del mundo, incluyendo el Zoológico de Chapultepec.

Hernández reconoce que las crianzas pueden complicarse, hay que observar todo el tiempo a la mamá cuando nace la cría ya que debe atenderla, limpiarla y permitir que tome sus primeras probadas de leche durante las tres o cuatro primeras horas de vida, si no toma leche de inmediato hay que prepararse para iniciar, en su caso, la crianza artificial o crianza con biberón.

“Todas las crianzas artificiales son complicadas porque (la cría) tiene que aceptar la mamila y la fórmula porque no es natural. Al principio, es necesario atender a la cría las 24 horas del día por una o varias semanas, dependiendo de la especie, ya que el bebé tiene que estar comiendo cada dos horas, ahorita ya a los tres meses que tiene, su alimentación es de 7 de la mañana a 7 de la noche, que es la última toma cada cuatro horas”, detalla.

Acompañado del bebé jirafa macho, el cual en estos días tuvo su primer contacto con el resto de las jirafas del Zoológico de San Juan de Aragón, incluidos también los antílopes Eland, el coordinador de médicos veterinarios del Zoológico de San Juan de Aragón comenta que al principio la cría no quería aceptar a sus padres sustitutos, o sea los cuidadores de animales, médicos veterinarios y biólogos que la atienden, pero cuando los reconoció como la figura que la alimentan y la cuidan “ya es un trato tranquilo, nos acepta, nos reconoce e incluso se hace un vínculo con todos”.

Consciente de que los primeros meses de vida son cruciales para la alimentación y los cuidados de esta joven jirafa, se determinó que un grupo de cinco doctores y dos biólogos además de los cuidadores de animales que atienden a las jirafas en el Zoológico de San Juan de Aragón, estuvieran a cargo de esta crianza artificial; después de los primeros días de atención las 24 horas del día, actualmente cada uno atiende a la cría de jirafa, por día, de 7 am a 7 pm, además de realizar guardias nocturnas cuando se estima necesario.

TE PUEDE INTERESAR: Crece la colonia de perritos de la pradera de cola negra en Sonora

“Nadie se puede despegar en estos primeros meses de vida, es una observación médica constante además de estar al pendiente de su alimentación”, expresa el médico veterinario, quien explica que la fórmula que toma el bebé jirafa está hecha a base de sustituto de leche de vaca con leche deslactosada, suplemento y mantequilla. 

Esta fórmula fue analizada en conjunto con el Área de Nutrición y Alimentación de la Dirección General de Zoológicos y Conservación de la Fauna Silvestre y se ha ido modificando de acuerdo a las necesidades de la cría conforme el proceso de crianza artificial avanza.

Iván Hernández calcula que el destete de la jirafa macho será entre los tres o cuatro meses de edad, aunque al observar a los demás integrantes de esta familia el bebé jirafa ya empieza a imitar a las demás y a comer alimento sólido.

Los siguientes meses son cruciales para la vida de esta jirafa durante el destete, por lo que médicos veterinarios, biólogos y cuidadores de animales le darán un seguimiento muy de cerca a este proceso para asegurar que la más joven de las jirafas salga adelante, además de acoplarse al resto de los habitantes de la sabana africana del Zoológico de San Juan de Aragón.

“Es muy bonito poder ayudar a los ejemplares que están bajo nuestro cuidado y poder verlos crecer es una satisfacción muy grande. Se forma un vínculo muy grande con todos ellos, se les cuida muy bien, todos los médicos veterinarios, cuidadores de animales y biólogos formamos un vínculo con los habitantes del zoológico, sobre todo con este pequeñín”, agrega.

MEDIO AMBIENTE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *